La gratitud…

La gratitud es cuando el recuerdo se guarda en el corazón y no en la mente. A todos vosotros, (maestros, terapeutas, psicologos, neuropsicologos, amigos, amigas, ex-parejas, familia, y como no mis hijas). Gracias por haber sido mi fuente de inspiración para entender lo duro que resulta auspiciar un cambio de paradigmas en la evolución humana preparándome para grandes cambios en mi vida.

Todas las personas aparecen y desaparecen de nuestras vidas cuando han cumplido con lo que han venido a hacer a este plano. Lo curioso es que todas reaparecen si no hemos integrado la lección en nuestras vidas. Unas se van, otras se quedan durante un tiempo y otras entran y salen hasta que entiendas que nada ni nadie te pertenece, que nadie te va a dar amor porque todos somos carentes de amor y porque para dar amor, primero tendremos que amarnos a nosotros mismos, cosa que no sabemos hacer. Seria largo de explicar y lo voy a dejar aquí, pero si que os animo a que veáis este video.

A lo largo de nuestro paso por la vida de todas las personas que nos aparecen, solo algunas son para recordar. Son esas personas que se han ganado el estar en un lugar especial porque nos han prestado ayuda cuando la hemos necesitado, siempre han estado en los momentos difíciles o simplemente porque han crecido junto a nosotros brindándonos su amor incondicional. Tenemos que ser conscientes y elegir bien a las personas que van a estar cerca de nosotros en cualquier situación porque de eso dependerá tu paz o tu guerra.

Mi felicidad empezó el primer dia que dije «Gracias por lo que tengo» y esto me lo enseño las buenas personas que la vida puso en mi camino. Desde entonces yo elijo donde colocar a la gente y le doy el puesto que quiero que tengan en mi vida.

A todas ellas GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.