Mi historia…

 

Ni era el más rápido ni hacía goles. Pero estaba ahí siempre. Atrás. Ordenando. Empezando el juego. Pasé de fiel compañero y suplente habitual en mis primeros años, a llevar el brazalete. No es que aprendiese a regatear, sino que superarme a mí mismo me ayudó a mejorar al resto.

Lo que experimenté aquellos años cargados de compañerismo, de superación, de paciencia, de adaptarte al cambio, de caer y volver a levantarte… son lecciones que hoy, muchos años más tarde, me han facilitado las cosas. En casa, en mis viajes, con mi gente. Podría haber sido cualquier otro deporte -la natación y el tenis de mesa ya me robaban más de una tarde por aquella época-, pero fue el fútbol. Diez años que estoy seguro fueron determinantes en todo lo que vino después.

Me interesé en profundizar en la Comunicación Política y protocolo porque, más allá del qué, siempre me ha abducido el cómo y el por qué. Conocer y analizar la trastienda de las decisiones. Cómo el lenguaje facilita que una misma idea, expresada en un modo y formato distintos, puede resultar mucho más atractiva, segura, comprensible, necesaria. Cómo la percepción supera continuamente a la realidad. Cómo la política y la comunicación van irremediablemente unidas. Todo eso me fascinaba.

En el momento, te soy sincero, fui mucho menos consciente de adónde me iban llevando. Lo hacía por vivir cosas nuevas, por viajar, porque cambiar me hacía sentirme mejor. Hoy, mucho más sereno, agradezco que no parase de abrirme puertas.

Invertí seis años en especializarme en dirección de comunicación corporativa, en comunicación política y electoral… y en un área que me parece fascinante: la gestión de la comunicación ante situaciones críticas. Fueron seis años de muchos sacrificios pero supusieron el mejor aprendizaje. Desde entonces no he dejado de aprender. Sobre todo si tratas como amigos a lo que muchos llaman clientes o pacientes.

No sé si ser consultor de comunicación, life coach, emprendedor etc, como queramos llamarlo, es un oficio, una profesión, un hobby o una carrera. Si acaso, de fondo. Miro hacia atrás y si algo me ha enseñado todo esto es a relativizar. A ver todo más claro. Todo es más fácil si aprendes a disfrutar del proceso. Del camino. Ser paciente, ser prudente y, sobre todo, ser perseverante. Ayuda mucho tener clara la meta, qué duda cabe. Pero ayuda más cuidar, mimar y ayudar a los contactos, amigos y profesionales con los que vas encontrándote por el camino. Tengo demostrado que ellos son los que te dan el mayor de los impulsos.

Aunque quizás me has visto hablar aquí o allá, me gusta más escuchar, interpretar y aportar detalles que resuelvan. No sé si más innovadores, pero sí con ese bagaje práctico que ha hecho que de la que fue mi profesión antes de ser pensionista idealizara que mi meta, mi camino y mi proyecto de vida hasta que me vaya de este plano, sea prestar ayuda a otras personas que pasan por procesos de cambio que en su vida ni se pudieron imaginar. (convulsos, dolorosos, enfermedades, cáncer, separaciones de pareja, fallecimientos de familiares, adicciones) y puedo hablar con propiedad porque por todos ellos he pasado y transmutado. Se lo que duele, se lo que se siente y lo mas importante y principal es que en esos momentos estarás solo/a. 

Cuando dejas de sentir carencias, todas las cosas vuelven a ti. Cuando cesas de pelearte con el mundo, todos se acercan para hablarte de amor. Cuando te aceptas, te transformas. Ahí empieza el cambio, porque cuando dejas ir lo que no es para ti, ese vacío atrae lo que realmente te pertenece. Piensa un poco…. Cuando renuncias a la guerra, ganas la batalla, pero todavía lo haces mas maravilloso cuando consigues aquietar la mente, porque todo el universo se pone a tus pies. De todo esto vamos a hablar en mi blog.

En todo este camino desde que desperté, hará ahora un año para ser mas concretos el 11 del 11 de 2020, la vida me puso un acontecimiento lo suficientemente doloroso y cruel para darme cuenta de que lo que la otra persona vino a mostrarme no es mas que actitudes de ella que no están resueltas en mi. La otra persona era alguien disfrazado que se puso al servicio de mi crecimiento. Fue mi espejo, y en mi blog dedicare varios post a la Ley del Espejo como a la Ley de la Atracción que forman parte de las Leyes Universales.

La constante practica de permanecer anclado a mi SER y a mi corazón me centraron y me liberaron de las reacciones condicionadas, convirtiéndome gradualmente en amo y señor de mis estados internos. Todo lo que piensas de la otra persona y expresas no es de la otra es de ti mismo. Mi principal objetivo se convirtió en sanar mi alma y mi YO Superior que es quien va conmigo a todos los lados y a la vez no me traiciona. Todo es un proceso de despertar de consciencia en el cual cuando te sumerges en el, no hay vuelta atrás.

Durante todos estos años lo mas significativo de mi siempre ha sido mi sonrisa, eso me dicen. Mis sonrisas, mis palabras, mi presencia, mi actitud, mis dones pertenecen a una nueva versión de mi. Me ha costado dejar mucha gente atrás del pasado, gente que ha desaparecido, gente que ha huido, gente que me ha calumniado, traicionado, etc… forma parte del paisaje, porque solo les deseo lo mejor para sus vidas. Ha sido gente que he querido en lo mas profundo de mi corazón y a esas personas y en publico solo me queda «pedirles perdón». Lo hice lo mejor que supe en ese momento y con arreglo a mi estado de consciencia. Yo también me he perdonado para seguir avanzando. Cerrar un ciclo ha sido desesperante, doloroso pero el aprendizaje estaba en trabajarme la paciencia, el amor incondicional y el amor propio valorándome a mi antes que a los demás, pero sobre todo darme cuenta de actitudes y situaciones que yo mismo había provocado desde mi inconsciente y en algunos casos los daños colaterales que surgieron. Todo ese proceso llevarlo al consciente es todo un trabajo de humildad y compasión con uno mismo. Este proceso es enriquecedor y realmente me cambió la óptica y la perspectiva. 

Despertar es duro, muy duro…. Existen muchas formas para que despiertes, que des el salto de fe a tu interior, es tu elección. Puedes sufrir mas o menos porque todo cambio lleva implícito dolor, depende de uno, pero que duda cabe que se necesita de una sacudida fuerte que tumbe tu zona de confort y apegos materiales para darte cuenta como has transitado por la vida haciéndose presente….. (enfermedades, accidentes, muerte de familiares, ruptura de pareja, procesos de cáncer, problemas económicos, adicciones) que te harán valorar y cuestionar tu vida para provocarte ese cambio y vacío en ti tan necesario. 

En mi caso me despertó dos accidentes de tráfico y  una ruptura de pareja, para eso llegó a mi vida y solo le tengo gratitud por ese momento en que ella hizo saltar por los aires con sus pensamientos, elecciones y decisiones unilaterales nuestra relación. Los dos fuimos responsables del desastre, mi parte de responsabilidad no la eximo e insisto que ella me reflejó los aspectos que tenia que cambiar en mi porque ella los traía de serie a través de su vida. 

 Cada uno debe ser coherente con sus decisiones y sus elecciones. Realmente y después de meses convulsos, vivo muy tranquilo en estos momentos, sin remordimientos, sin rabia, sin ira, sin odios, sin rencor, deseándole toda la felicidad que ella sea capaz de generar por si misma, ya que en su momento ni ella ni yo estábamos preparados para una unión donde ninguno de los dos no sabíamos como cambiar patrones de comportamiento ni de vida, teníamos muy poco amor propio ambos y la desconfianza entre los dos era brutal y con fecha de boda fijada. Era algo insostenible, por las mentiras, actitudes y situaciones narcisistas que se vivieron, aspectos de un pasado que se ocultaron sin salir a la luz y los castillos en el aire que se fomentaron. Todo un coctel. 

Ambos, perdimos a la persona mas importante de nuestras vidas pero tenia que ocurrir así, como fue, ocurrió para aprender, avanzar, crear una vida nueva.  Costó mucho sacarla del corazón, no fue fácil pero la solté y desapegue con mucho cariño y con mucho amor a pesar de todas las calumnias, habladurías, chismes, actitudes y traiciones que ella y su entorno tóxico, familia, amigos de ambos se retro alimentaron y vertieron sobre mi. Contacto cero, Ley del hielo, en fin….. Bueno, allá cada cual, el karma existe y lo que das, recibes. Creo que una de las cosas que durante este año he practicado es entender como funciona el universo y sus leyes.

Siempre digo que el tiempo da y quita razones y pone a la gente en su sitio. Ni me preocupó entonces ni me preocupa ahora las neuras ajenas. Cada uno actúa de acuerdo a sus creencias, a sus pensamientos y a sus estados mentales y emocionales porque crean la vida que vive cada uno en este mundo.  Mi conciencia es algo que me trabajo a diario y pienso que todo esta bien en el aquí y ahora, y si algo hice exquisitamente provechoso y magistral fue fulminar ese entorno toxico con mucho veneno y creo honestamente que no me merecía todo lo que se ha dicho y hecho sobre mi persona en mis peores momentos. 

Todo esto forma parte del proceso, con lo cual démosle la bienvenida, porque he tenido la fuerza, el coraje y la valentía de superar todas las adversidades y saber en todo momento en donde te tienes que quedar, de donde te tienes que ir y a donde nunca mas volver. Eso si, hay que buscar ayuda para salir y realmente ahí es donde han aparecido mis verdaderos amigos y gente muy allegada, grandes profesionales que han puesto a mi disposición soluciones, servicios, acciones para contrarrestar delirios infundados ajenos. 

Lo más grande de todo este proceso es cuando te das cuenta que todo tu dolor, sufrimiento y carencias forman parte de patrones mentales que puedes ir transformando sin necesidad de depender de profesionales y medicación. Esto no quiere decir que otras personas necesiten recurrir a estos servicios profesionales. No todo el mundo es igual, no todas las mentes son incoherentes y no todos los estados emocionales son acordes a pensamientos y sentimientos positivos. Las dependencias y las adicciones si deben de tratarse por profesionales cualificados. 

También voy a incidir y soy de los que piensan que cuando algo se acaba debes de guardar bajo llave cosas que no deben salir al exterior porque se hablaron desde la confianza, desde el amor o la amistad. Evidentemente esas personas solo supieron hacer lo que sabían hacer, no les dio para más, pero reflejaron lo que ellos mismos reflejan al exterior. Unas vidas vacías y carentes de sentido y una inmadurez emocional, envidias y trastornos que han arrastrado en todas sus relaciones a través de sus vidas y hablo con propiedad y conocimiento de causa. 

Vamos a ver un video del Dr. Iñaki Piñuel donde voy a empezar a certificarme en su Instituto como coach el próximo año en donde nos habla de todo este tipo de actitudes por parte de personas que llegan a nuestra vida disfrazados y no somos capaces de identificarlos por desconocimiento, pero en realidad son nuestros maestros que se hacen presente para removernos nuestras estructuras mentales, emocionales y de creencias para que evolucionemos y nos demos cuenta del camino equivocado que estamos trazando. Y quiero aclarar que yo también me sentí identificado con todos estos patrones pero entendí que nunca es tarde para rectificar y provocar el cambio en mi. 

Entendamos que el proceso no duele para que sufras, duele para que cambies. El ser espejo del otro significa que lo que la otra persona te refleja es lo que tengo que cambiar en mi y viceversa. La ley del espejo es muy aclaradora al respecto de la mano de Borja Vilaseca.

Gratitud, solamente gratitud es mi sentimiento hacia ella, por haberme dado la oportunidad de transformarme y por mostrarme con hechos, actitudes, palabras, mensajes, conversaciones, cosas y situaciones ocultas sin resolver de su pasado que lo que piensa de mi tiene mas que ver con ella que conmigo al igual que su entorno toxico, y sobre todo agradecido por enseñarme lo que el amor no es, porque ahora puedo sentir, experimentar y vivir el verdadero amor. Ese amor que no duele, ese amor que no traiciona, que no miente y ese amor que trae calma a los días y las noches. Amor incondicional. Los dos deseábamos ser felices, pero no supimos hacerlo. Creo que lo voy a dejar ahí. 

Todo este año de mi despertar lo he dedicado a formarme, muchas horas de estudio, muchos días profundizando en mi, horas de paseo, campo, playa, gimnasio, yoga, clases de ingles, sesiones de coaching, oratoria, he cambiado aplicaciones de citas que no me alimentaban por libros, videos, charlas inteligentes, he tenido la oportunidad de nutrirme de conocimiento y disfrutar de mis hijas como nunca antes y de conocer gente realmente interesante que ha despertado en mi nuevas formas de viajar, sentir, amar y vivir totalmente diferentes a los patrones que tenia definidos en mi vieja y desestructurada vida. 

Han llegado a mi vida, cómo he dicho antes, personas maravillosas en esta nueva andadura que me han potenciado conocimientos unas, y otras me han remendado las partes rotas del corazón con cariño, mucho tacto y un gran afecto.  Estoy formándome en Reiki y Registros Akashicos, Canalización espiritual (esto ya lo traía de serie de muchos años atrás), péndulo, ahora mismo estoy iniciándome en Terapia Regresiva etc etc….. Realmente, el formarme en todas estas técnicas y certificarme en unos meses como coach tiene un único fin y es que al igual que he sido capaz de sanar mis heridas emocionales, enfermedades provocadas por patrones de comportamiento erróneos  y darme cuenta que he vivido una vida equivocada, mi despertar de conciencia me guía a promover mi experiencia a las personas que lo necesiten y estén atravesando `por similares situaciones.

La sanación es un proceso y ser sanador es alguien que te acompaña a que despiertes la conciencia, te expandas y liberes emociones que te estancan bajo experiencias vividas y patrones de vida que arrastras. Los sanadores somos personas heridas que aprenden a curarse a sí mismas y al aprender a recuperar su salud adquieren la capacidad de curar a otros. Es un proceso espontáneo y natural. 

Mi experiencia física, emocional y de enfermedades así me lo ha demostrado y paso a explicarlo….

  • 7 operaciones de vejiga y sanada con mis revisiones semestrales.
  • Operación de paratiroides sanada con mis revisiones anuales.
  • Deterioro cognitivo leve con diagnóstico de demencia frontotemporal a día de hoy que no avanza gracias a Dios y gracias a un magnifico equipo de neuro psicólogos que desde el año 2011 que se detecto y diagnosticó  hago un magnifico programa cognitivo quincenal que no lo cubre la seguridad social. 
  • Celiaquía controlada y en niveles óptimos. 
  • Todos los niveles de hierro, calcio, ferritina, hemoglobina que estaban por los suelos, todos sanados. El hierro me lo tenían que administrar intravenoso. Imaginaros.
  • Os recomiendo que veáis al Dr. Karmelo Bizkarra en este vídeo explicativo 

Ahora viene lo más importante, sané cuando la vida me sacó de relaciones con otras personas y situaciones familiares en donde ya no me correspondía estar. ¿Fue mucho dolor? Si, excesivo dolor. Un matrimonio de 14 años, un segundo matrimonio de 19 años y una relación de pareja de 2 años. Todas tenían un denominador común “ nunca me ocupé de mi”. Siempre di más de lo que recibí, pero no me daba cuenta. 

También diré que no he perdido el tiempo, mientras otras cosas personales y por resolver a dia de hoy le das tiempo a que sucedan y acaben definitivamente por cerrar situaciones que todavía hay que enterrar para disfrutar de la total y absoluta libertad que produce la satisfacción de cerrar una etapa con un trabajo bien hecho y que deje mi conciencia tranquila que es lo que realmente importa, a pesar de todo y por encima de todo. 

Han aparecido sin esperar nada, personas dispuestas a enamorarse de mi sonrisa, todo hay que decirlo y cierto es que hay oportunidades que no se pueden ni se deben dejar pasar. Si algo he aprendido es que para volverme a enamorar lo primero es quererme a mi mismo, amor propio (vamos a ver este video) y que aparezca la persona correcta sin disfraz, cosas ocultas y que disfrutemos de un amor incondicional libre de apegos y ataduras emocionales pasadas y estancadas. 

Nada ni nadie volverá a jugar con mis sentimientos, nada ni nadie volverá a producir maltrato psicológico, porque si lo permití fue de una manera inconsciente y carente por una dependencia emocional severa y una falta de amor propio brutal. En una relación todo lo que no sea 50/50 esta en desequilibrio. Los miedos juegan malas pasadas y los pensamientos mal estructurados pueden destruir vidas, cómo ha pasado. Todo amor que duela, eso no es amor. Llegar a una nueva relación de pareja con heridas de cualquier tipo de relaciones anteriores, te lleva a cubrir de desconfianza cualquier acto de amor que quieras ofrecer o que te ofrezcan.

Uno en lo material lo puede tener todo en la vida, pero si no tiene amor no tiene nada. Lo mas importante es amarse a uno mismo sin necesidad de mendigar amores que al final no son correspondidos y acaban en traición porque los daños que arrastras de anteriores relaciones no los has resuelto. Los arrastras del pasado al presente. Os voy a dejar un enlace a un video de Silvia Congost, en donde trata este tema con profundidad.

Como persona despierta realmente no intento cambiar a nadie, cada uno ya tiene bastante con su vida, me he vuelto mucho mas tranquilo, selectivo, tengo paz interior, trabajo en mi mismo, observo mis pensamientos, mis acciones, trabajo para transformar mi energía, fortaleza  y vibración de lo que quiero atraer a mi vida. No contemplo a nadie que no me reconozca ni me valore. Trabajo mis sombras que no es nada fácil porque es esa parte de mi de la cual no soy consciente y que mi personalidad rechaza. Esto da libertad y no me importa lo que los demás puedan pensar de mi porque ni me comparo ni compito con nadie. No quiero amores cobardes en mi vida. Nacemos solos y morimos solos, con lo cual hay que aprender a ser felices sin el amor de nadie que te desvalorice. 

No gozo de bienes materiales, no los anhelo, pero si tengo una paz interna y mental que me deja dormir por las noches, tengo unas hijas maravillosas, tengo un coche que me lleva a todos los sitios, unos nuevos amigos/as que he conocido en este camino, una casa con vistas al mar que lo primero que veo al abrir los ojos es el mediterráneo, y sobre todo tranquilidad, mucha paz y armonía para una vida sin apegos a lo material, sin apegos a nada ni a nadie y sobre todo entendiendo no volver a caer en relaciones toxicas por naturaleza, donde los celos, el orgullo, el narcisismo, el ego, la codependencia emocional y el desequilibrio emocional estén instaurados en el ADN de la persona que pueda aparecer en mi vida o de cualquier tipo de relación ya sea de amistad, familiar o de pareja. Ya he aprendido a reconocer a este tipo de personas. 

Y ahora viene la pregunta del millón y con esto termino mi presentación. ¿Cómo he conseguido todo esto? Porque me he vaciado por dentro, con mucho dolor reprimido que estoy sanando y llenándome de nueva vida, nuevas experiencias, saboreando los éxitos y aprendiendo de los fracasos, dejando personas atrás que un dia lo fueron todo y decidieron ellas mismas no ser nada por elección, pero sobre todo AMANDO, escuchad bien, AMANDO al otro/a de forma altruista. Amar porque si, a cambio de nada. Esta es la mejor manera de sanarse y por otra parte de alcanzar la felicidad plena personal. Y En mi caso multiplicado por tres. Dos divorcios y una relación posterior con fecha de boda fijada. De locura, ¿verdad?. Pues no asustaros, los cambios drásticos en la vida de las personas vienen como aprendizaje para evolucionar, no se instalan de por vida. Eso si, aprendamos de ellos si no queremos repetir experiencias y disfrutemos de los procesos que si se instalan en nosotros para producir el cambio.

Y aunque parezca un cuento y no de hadas, esta es mi historia real, tan real como la vida misma…..

Si me juzgas por las cosas que hice ayer, no me conoces, ese ya no soy yo, sin embargo, amo ese Rafa de ayer que me ha llevado a ser la persona que soy hoy, que me regala día a día, la maravillosa oportunidad de ser consciente que voy a seguir cambiando y eso para mi, es aceptarme como soy cada hoy, aceptar la vida y amar en el aquí y ahora.
 
Siento una inmensa comprensión y gratitud hacia el ayer, observo un incalculable valor por mis lecciones y mis aprendizajes y me siento afortunado por todas las experiencias, escenarios y personas que han hecho posible el camino en esta escuela llamada vida. A todas esas personas GRACIAS. 
 
Pronto subiré un video contando como fue mi despertar con muchos mas detalles incluso hablaremos del Karma. Espero inaugurar pronto mi canal de Youtube. Os mantendré informados.
 

 
Gracias, gracias y gracias por tanto.